Seguramente alguna vez escuchaste que una persona tatuada no puede donar sangre, déjame decirte que es un mito que ha creado la sociedad del cual nació debido al rechazo social de este arte corporal. Cuando nos hacemos un tatuaje corremos el riesgo de tener una infección y mucha más si no es aplicado con las reglas de salubridad correspondientes.

A través de fuentes confiables, sabemos que la única razón por la que no se puede ser un donante de sangre al portar un tatuaje es cuando no han transcurrido al menos 4 meses desde la última sesión (tiempo requerido para ver si tiene una enfermedad). Lo mismo aplica para aquellos que se hicieron una perforación, que han sufrido algún tipo de cirugía o que han convivido con personas con hepatitis B o C.

Donar sangre

Así que cualquier mito o desinformación que circule en internet acerca de esto, hay que saber que una persona tatuada si puede realizar donación de sangre, siempre y cuando cumpla con los otros requisitos como la de hacerse un estudio rutinario.

Leave a Reply

Post Navigation